Miel de encina Fabus

A este tipo de miel se le conoce como miel de mielada, también denominada miel del bosque. Se caracteriza por tener un color marrón muy intenso con un sabor dulce a fruta seca, balsámico y ligero. En nuestro país este tipo de miel es muy frecuente y debido a su origen este tipo de miel contiene más minerales y aminoácidos que las mieles de néctar.

Peso: 440 g.

5.00 €

Descripción del Producto

Se entiende por este tipo de miel a la sustancia dulce natural producida por abejas Apis mellifera a partir de secreciones de partes vivas de la encina o de excreciones de insectos succionadores de plantas que quedan sobre partes vivas de las mismas y que las abejas recogen, transforman y combinan con sustancias específicas propias, y depositan, deshidratan, almacenan y dejan en el panal para que madure y añeje.

A este tipo de miel se le conoce como miel de mielada, también denominada miel del bosque. Se caracteriza por tener un color marrón muy intenso con un sabor dulce a fruta seca, balsámico y ligero. En nuestro país este tipo de miel es muy frecuente y debido a su origen este tipo de miel contiene más minerales y aminoácidos que las mieles de néctar. En mieles de néctar la concentración de oligosacáridos alcanza aproximadamente 2 % y es mayor en las mieles de mielada.

La miel se compone esencialmente de diferentes azúcares, predominantemente fructosa y glucosa además de otras sustancias como ácidos orgánicos, enzimas y partículas sólidas derivadas de la recolección. No deberá contener ningún ingrediente adicional, incluidos los aditivos alimentarios, ni tampoco adición alguna que no sea miel.

Para este tipo de mieles su contenido en humedad no deberá sobrepasar el 20%, de esta forma nos aseguramos de que la miel ha completado su proceso de maduración en el panal y su calidad microbiológica. La suma de los azúcares principales, fructosa y sacarosa, será mayor a 45 gramos por cada 100 gramos de producto, siendo el de sacarosa no más de 5g/100g de producto.

La miel se compone principalmente de azúcares, pero también contiene otros componentes tales como vitaminas, minerales, antioxidantes, y enzimas (como la catalasa). En este tipo de miel nos vamos a encontrar con un mayor contenido en minerales. El mineral más importante que encontramos en la miel es el potasio, siendo de los minerales el que encontramos en mayor proporción. También encontramos magnesio el cual está muy correlacionado con el contenido en potasio.

Su índice glucémico se sitúa en un rango de 31 a 78, dependiendo de la variedad de la miel, al igual que el resto de su composición. Generalmente las mieles van a tener una composición de azúcares en la que predomina la fructosa y la glucosa, en aminoácidos la lisina, la histidina y la asparagina mientras que las vitaminas podemos encontrar trazas de vitamina B1, B6 y vitamina C. Encontramos también sustancias aromáticas como el hexil acetato y enzimas como la invertasa y la diastasa.

Información adicional

Peso 0.440 kg