Lenteja Caviar

Su nombre viene no solo de su aspecto redondeado y oscuro, sino también por su alto valor gastronómico. Es asombrosamente tierna, no se desprende el hollejo durante la cocción y tienen agradable textura y sabor.

Se puede cocinar de multitud de formas, bien sea de la forma tradicional, en un sabroso cocido o en sopas, en ensaladas donde su color negro es especialmente vistoso y su delicado sabor marida extraordinariamente.

La lenteja es un alimento rico en hierro, y al ser legumbre su consumo esta aconsejado dentro de una dieta saludable, el cual para poder ser mejor absorbido por nuestro organismo aconsejamos el terminar la comida con un vaso de zumo de naranja recién exprimida.

La lenteja caviar es una lenteja con la piel de color negro brillante y de albumen amarillo palido, de pequeño calibre (3-4 mm) y forma semiesférica. 5,50 €/Kg.

5.50 €

Descripción del Producto

Las lentejas son las semillas secas, redondas y aplanadas obtenidas de la vaina de la planta de la familia de las leguminosas Lens sculenta. Es originaria de Asia Central aunque. Es un gran alimento para la dieta humana debido, como todas las legumbres, a su alto contenido en minerales. La lenteja se cultiva en todos los campos españoles, siendo Castilla y León de los mayores productores de esta legumbre en todas sus variedades.

Se consumen las semillas secas y son las únicas legumbres que no deben remojarse en agua para que se hidraten, pudiendo sumergirlas en agua fría antes de cocinarlas para evitar que se desprenda la piel.

Las lentejas contienen en torno a un 59% de hidratos de carbono, estos hidratos de carbono son complejos, compuestos principalmente de almidón, que es de absorción lenta. Su contenido en hidratos de carbono simples, como pueden ser los azúcares de absorción rápida, es muy pequeño, lo que hace de esta legumbre un alimento apto para diabéticos.

También son una buena fuente de proteínas de origen vegetal, con un perfil de aminoácidos deficiente en metionina y rica en aminoácidos azufrados. Esta deficiencia se puede suplir mediante la ingesta conjunta de lentejas con cereales, como por ejemplo el arroz, lo que nos aportaría una ingesta de proteína “completa”, sin déficit de ningún aminoácido.

El contenido en lípidos de las lentejas es muy bajo, se sitúa en torno a un 1%.

La cantidad de fibra que presenta esta legumbre se sitúa en torno a un 3%. Encontramos tanto fibra soluble como insoluble, lo que nos va a aportar una mejor digestión de los nutrientes, además de favorecer el tránsito intestinal. La elevada cantidad de fibra que encontramos en las lentejas también nos van a aportar un efecto saciante, por lo que si se cocinan de manera adecuada y junto a su bajo contenido lipídico y los hidratos de carbono de absorción lenta, puede estar indicada para dietas enfocadas a la pérdida de peso.

El mineral más importante que encontramos en las lentejas, es el hierro. El hierro que vamos a ingerir con las lentejas en un hierro de origen vegetal, un hierro no hemínico. Este tipo de hierro nuestro organismo lo va a absorber en una menor proporción que el hierro hemínico que encontramos, por ejemplo, en gran cantidad en las morcillas San Lesmes. Podemos aumentar la cantidad de hierro no hemínico que absorbe nuestro organismo si acompaños la ingesta de lentejas con una fuente de vitamina C o ácido cítrico como una naranja, una ración de fresas o lechuga.

De las vitaminas que más nos van a aportar las lentejas en función de nuestras necesidades diarias se encuentran la tiamina (vitamina B1) y la vitamina B6 (piridoxina). La tiamina tiene funciones en nuestro organismo como la de convertir los alimentos en energía, colaborar con la actividad del corazón y el sistema cardiovascular, así como la del cerebro y el sistema nervioso. La piridoxina es importante para mantener la salud del funcionamiento cerebral, la formación de glóbulos rojos y la síntesis de anticuerpos.

 

Información adicional

Peso 1 kg

Opiniones

No hay reseñas todavía.

Añadir un comentario